Tarta de arándanos – Blueberry pie

¡Hola! me chiflan los arándanos. Fuera y dentro de las masas. Hoy te traigo esta receta de Tarta de Arándanos (blueberry pie).

Los arándanos son frutos del bosque, que contienen muy pocos azúcares y un muy elevado contenido en antioxidantes y flavonoides para la vista y la circulación. Os dejo este enlace, por si quieres saber lo poderosos que son los arándanos y la multitud de propiedades que tienen.

 

Así que voy a la receta…

TARTA DE ARÁNDANOS (BLUEBERRIES PIE) (10 – 12 raciones aprox)

INGREDIENTES:

Horneado: 30 minutos (o más, ver explicación en receta) 180º

PARA LA MASA QUEBRADA:

  • 200 grs de harina
  • 1 huevo
  • 120 grs de mantequilla fría cortada a dados
  • 60 grs de azúcar
  • una pizca de sal

PARA EL RELLENO:

  • 400 grs de arándanos
  • 2 huevos
  • 250 grs de nata líquida
  • 40 grs de azúcar
PROCEDIMIENTO:

 

Para la preparación de la masa quebrada hay quien prefiere hacer un volcán con la harina tamizada, el azúcar y la sal y en el hueco del volcán echar el huevo, añadir la mantequilla y amasar a mano.

Yo la hago así:

  1. Echa la harina tamizada, el azúcar y la pizca de sal en el bol de la amasadora, haz un volcán y añade el huevo. Utiliza el accesorio gancho para amasar a velocidad media.
  2. Cuando estén todos los ingredientes mezclados y tengas una especie de migas, añade la mantequilla fría cortada a dados y sigue amasando a velocidad media.
  3. Cuando ya estén casi todos los ingredientes bien mezclados, para la máquina y acaba de dar un último amasado a mano, para acabar de integrar la mantequilla y conseguir una masa homogénea.
  4. Cuando tengas la masa lista, envuélvela en un papel film y déjala reposar en la nevera o congelador durante 30 minutos. (en verano: en el congelador, en invierno: en la nevera)
  5. Mientras tengas la masa en el frigorífico, aprovecha para lavar y escurrir bien los arándanos y encender para precalentar el horno a 180º.
  6. Una vez ha pasado el tiempo para que se enfríe la masa, coge un molde desmontable de 24 cms de diámetro. Pon un papel de horno encima del mármol y tu masa encima; pon otro papel de horno encima de la masa y la estiras con un rodillo. Papel – masa – papel, de este modo no se te enganchará la masa en el rodillo al estirarla.
  7. Estira la masa con forma redonda, como si fuese una masa de pizza, y de unos 4 ó 5 mm de grosor.
  8. Cuando tengas la masa estirada (una medida mayor que el diámetro del molde), sin sacar aún el papel superior, pon la base de tu molde y marca con un cuchillo la circunferencia, con cuidado de no cortar el papel.
  9. Retira el papel y corta con un cuchillo la forma por donde lo has marcado.
  10. Retira con una espátula el resto de masa del papel inferior y la reservas para hacer el borde de la tarta.
  11. Una vez has retirado la masa, te queda el papel con tu circunferencia de masa. Ahora, tal cual, con el papel incluido, la pones encima de la base del molde. El resto del molde, lo deberás tener listo también, con espray desmoldeante o untado con mantequilla y harina. Cierra el molde y corta con tijeras todo el papel sobrante alrededor del molde.
  12. Con el resto de masa tienes que hacer unos churritos alargados y los iras poniendo a lo largo de todo el perímetro del molde para hacer la pared de la tarta, presiona bien con los dedos para que quede unificada; sube una altura de unos 2 dedos o unos 4 cms de altura aproximadamente y pincha la base con un tenedor varias veces.
  13. Ahora sí, tienes ya la masa en el molde lista. Incorpora los arándanos y repártelos equilibradamente por toda la superficie.
  14. Bate los huevos con la nata y el azúcar para el relleno y vértela sobre los arándanos.
  15. Con el horno en posición arriba y abajo y a 180 º y con tu tarta a una altura medida, procede a la cocción de tu elaboración. El tiempo de cocción será de unos 30 minutos en adelante. Pasados los 30 minutos, deberás ir pinchando con un palillo hasta que este salga seco (de la mezcla de huevo y nata, no del arándano). La cocción será también dependiendo de tu horno, nadie mejor que tu, conoces a tu horno.
Te dejo algunas aclaraciones:

 

¿Por qué digo que yo prefiero amasar a máquina y acabar el amasado a mano? Porque si amaso a mano desde el principio, con el calor que desprenden mis manos fundo la mantequilla desde el principio y lo que interesa en este tipo de masa es que la mantequilla esté bien fría.

 

¿Qué pasa si no tienes máquina para amasar? Pues no pasa nada, pero tendrás que ir muy rápid@ amasando y teniendo cuidado de que la mantequilla fría no se funda en tus manos.

 

Es una tarta ideal y ligera, no es una tarta muy dulce, ya que se añade muy poca cantidad de azúcar a la elaboración y los arándanos, como ya he comentado, es una fruta que contiene muy pocos azúcares en su composición; esto hace que se disfrute al máximo el sabor de los arándanos ya que no éste no queda camuflado por tanta azúcar. Seguro que te sorprende.

Y a ti, ¿te gustan los arándanos?

 

No olviedes compartir esta receta si te ha gustado. ¡Graciasssss mil!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *