Roscón de Reyes, receta y origen de esta dulce tradición

Ya tenemos aquí un año nuevo. Un año en el que deseo con todas mis fuerzas que todos tus sueños se hagan realidad. Que cada uno de tus objetivos se cumplan. Pero sabes tan bien como yo, que cada objetivo que te hayas propuesto hay que trabajarlos con determinación y perseverancia. Así que desde aquí te animo a que luches y vibres cada segundo y sobre todo, que disfrutes del camino que te lleva hasta la consecución de tu objetivo o tu sueño.

Como cada año que empieza, el primer dulce con el que se inaugura cada nuevo año, es el Roscón de Reyes, y con él damos fin a las fiestas navideñas, pero ¿de dónde procede esta tradición?

Pues te diré, que a mediados del mes de Diciembre, en el siglo II a.C., en época de Romanos, era cuando los trabajos en el campo terminaban y durante una semana se celebraban unas fiestas llamadas “Las Saturnales”, fiestas paganas en homenaje a Saturno, Diós de la agricultura y las cosechas.

Las Saturnales era una época de fiestas, en las que hasta los esclavos estaban exentos del trabajo que realizaban y podían pasar todo ese tiempo divirtiéndose.

En esa semana, donde se celebraba la “fiesta de los esclavos”, otro de los nombres con el que eran conocidas estas fiestas, preparaban comidas deliciosas y entre ellas preparaban un postre: una torta a base de miel, a la que introducían frutos secos, higos y dátiles.

No fue hasta el siglo III d.C. que el haba fue introducida en este dulce; el haba era apreciada y considerada como símbolo de prosperidad y fertilidad y quien la encontraba en su trocito de torta era el afortunado que iba a tener abundancia y prosperidad durante todo el año nuevo en el que entraban.

Cuando se impuso el Cristianismo, desaparecieron muchas de las fiesta paganas pero no así, algunas tradiciones, entre ellas, esta torta que escondía el haba en su interior y que con el paso del tiempo su formato ya era en forma de rosca o roscón.

Esta costumbre de comer este dulce, tampoco se mantuvo en todos los sitios, pero en Francia quedó muy arraigada entre la realeza y la aristocracia con la que esta tradición se popularizó. Familias enteras se reunían para comer este dulce y descubrir así a quién le tocaría el haba. Esta tradición francesa se conoce como “El Rey de la haba” (Le Roi de la fave).

En el siglo VIII, para contentar a un jovencísimo rey Luis XV, uno de los cocineros de la corte introdujo en este dulce una moneda de oro y fue cuando la moneda obtuvo más valor que una simple haba y ya nadie quería que le saliese si no que querían conseguir la moneda.

En España se conocía esta costumbre de comer el Roscón, que ya se decoraba con frutas confitadas o escarchadas de colores, que emulaban las piedras de una corona real y Felipe V volvió a introducir la moneda dentro de este dulce.

Con el paso del tiempo, la moneda fue sustituida por figuritas de porcelana en forma de rey y también seguía introduciéndose en el interior el haba; pero ésta ya no era objeto de prosperidad y abundancia si no de mala suerte.

La costumbre de introducir el haba en el roscón despareció durante un largo tiempo y no fue hasta el siglo XIX que volvió a incorporarse.

Y la tradición se mantiene tal y como la conocemos actualmente: comemos el Roscón de Reyes, el día de Reyes; unos se reúnen el día 5 de enero (cuando vienen los Reyes Magos de Oriente) y otros para la sobremesa del día 6 de enero, tras la última comida que da cierre a las fiestas navideñas.

Dentro se esconden las dos figuras: el haba y el rey de plástico o porcelana. Es uno de los momentos más esperados de todas las fiestas: ¿quién será coronado y a quién le saldrá el haba?

Quien consiga el rey será coronado, mientras que quien se haga con el haba será nombrado como el “tonto del haba” (origen del insulto “tontolaba”) y será quien tenga que pagar el roscón al año siguiente.

En la actualidad, algunas pastelerías de renombre, como acción de marketing introducen 1 o 2 billetes de 20 o de 50 euros en su interior, además de las dos figuras reglamentarias, cosa que da más emoción a comer el Roscón de Reyes.

¿Y tú, vas a darle más emoción a tu roscón? Yo me voy a animar este año y voy a introducir además un billete para dar más juego, risas y emoción al momento roscón en familia.

Con esta receta del Roscón de Reyes, vas a triunfar seguro.

ROSCÓN DE REYES

INGREDIENTES para la Esponja o Pie de Masa:

  • 100 grs Harina de Fuerza
  • 65 grs Leche a temperatura ambiente
  • 6 grs Levadura liofilizada o 10 grs de Levadura Fresca

INGREDIENTES para la Masa:

  • 170 grs de Pie de Masa o Esponja
  • 235 grs Harina de Fuerza
  • 5 grs Sal
  • 45 grs Azúcar
  • 40 grs Mantequilla
  • 2 Huevos
  • 7 grs Levadura liofilizada o 14 grs de Levadura fresca
  • 27 grs Agua
  • Ralladura de Limón
  • Ralladura de Naranja
  • 7 grs de Agua de Azahar
  • C/S Fruta confitada o Escarchada
  • C/S Canela (opcional)
  • Huevo para pintar
  • Azúcar bolado o Azúcar blanca mojada con agua para decorar

PARA el RELLENO del Roscón:

El relleno es muy personal, puedes abrir el roscón y rellenarlo con nata, con trufa, ganache de chocolate o con lo que más te guste.

PARA EL RITUAL del Roscón de Reyes:

  • Una Figurita en forma de rey
  • Un Haba
  • Alguna sorpresa extra para sorprender (opcional)

PROCEDIMIENTO para la Esponja o el Pie de Masa:

  1. Amasa todos los ingredientes, haz una bola y deja fermentar hasta que haya triplicado el volumen. Reservar para añadir después a la masa del roscón.

El pie de masa aporta esponjosidad y durabilidad a la masa.

PROCEDIMIENTO para la Masa:

  1. Pon en un bol el pie de masa (o esponja), la harina de fuerza, la sal, la mitad de la mantequilla, los huevos, la levadura, el agua, las ralladuras de limón y naranja y el agua de azahar y la canela (si has puesto) y amasa hasta que se haya formado el gluten.
  2. Una vez formado el gluten, añade el resto de la mantequilla y amasa hasta que la masa la haya absorbido.
  3. Cuando ya esté lista la masa, bolea y déjala reposar 15 minutos.

FORMADO del Roscón:

Hay dos maneras de formar el roscón, puedes escoger la que te sea más fácil para formarlo:

FORMADO del Roscón 1:

  1. Con un rodillo estira la masa y haz un rectángulo de 40 x 20 cms aproximadamente.
  2. Una vez estirada la masa, enróllala hasta formar un barrote.
  3. Coloca la masa en una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de horno) y forma con el barrote el roscón.
  4. Introduce uno de los extremos del roscón dentro del otro extremo para cerrar el roscón. Ciérralo bien para que no se te abra.

Esta manera de formado del roscón, es la manera que se utiliza si tu roscón va relleno de mazapán por dentro. Y el procedimiento sería el mismo, pero introduciendo un barrote de mazapán y enrollándolo dentro de la masa. Pero si te es más fácil, puedes hacerlo así.

FORMADO del Roscón 2:

  1. Después del reposo de la bola de masa, con tu dedo índice, clávalo justo en medio de la bola y haz un pequeño agujero.
  2. Una vez hecho el agujero, ahora haz más grande el agujero ayudándote con las manos.
  3. Coge la masa y con las manos vez dándole vueltas muy rápido girando el roscón, como si estuvieras enrollando un ovillo de lana, tratando que quede con el mismo grosor toda la masa. Tendrás que ir muy rápido haciendo este proceso porque la masa pesa y tiende a caer (fuerza de la gravedad jaja) y entonces se estira y hace que te pueda quedar más estirada la masa por un lado que por otra.
  4. Cuando tengas el roscón formado, ponlo en una bandeja de horno con papel sulfurizado. El agujero del centro deberá ser bastante grande porque cuando fermenta la masa crece y el agujero de tu rosco se hará más pequeño, así que sé generos@ con el agujero que dejas en medio.

DECORACIÓN, FERMENTACIÓN y COCCIÓN:

  1. Ya tienes el roscón formado. Ahora píntalo con huevo y decora con las frutas confitadas o escarchadas a tu gusto. El huevo te hará, además, de pegamento para enganchar las frutas. Presiona un poco las frutas para que queden bien enganchadas con el huevo, porque si no cuando el roscón fermente te van a saltar todas las frutas.
  2. Deja el roscón fermentar, más o menos 1 hora y 30 minutos aprox. o hasta que haya doblado su volumen más o menos.
  3. Una vez fermentado y antes de hornearlo, añade el azúcar bolado o en un bol pon azúcar blanca y mójala un poco con agua y ves echando el azúcar alrededor del roscón.
  4. Ya lo puedes cocer, horno posición arriba y abajo, bandeja a altura media, temperatura del horno 190º C – 200ºC y el tiempo dependerá de tu horno, unos 15 ó 20 minutos. Cuando esté dorado ya verás si está listo.

Resumen: Amasado – Boleado y Reposo de 15 minutos – Formado del roscón – Decoración – Fermentación 1 h 30 minutos aprox – Cocción: Temperatura 190ºC – 200º C Posición Horno: Arriba y Abajo, bandeja altura media, Tiempo: 15-20 minutos.

Sé que el post de hoy es muy largo, pero creo que merece la pena saber la historia y de donde procede un producto tan tradicional como es el Roscón de Reyes.

Cualquier duda que tengas, déjamela aquí abajo, en comentarios.

Nada más, que tengas un año muy feliz, tienes 365 días por delante para soñar tus sueños y materializarlos. Pon foco en lo que deseas y ves a por ello; tendrás seguramente mil distracciones. A veces tu mente te jugará malas pasadas saboteándote y diciéndote que tu NO puedes. Pero No la escuches. Son artimañas de defensa del EGO, que es un miedica y no quiere salir de su zona de confort. Pero ¿sabes qué? SI SE PUEDE. SI PUEDES conseguir lo que te propongas. Avanza sin miedo hacia tus objetivos o tus sueños y verás como se hacen realidad.

FELIZ 2018. Un beso enorme.

 

8 comentarios de “Roscón de Reyes, receta y origen de esta dulce tradición

    • María José dice:

      Muchas gracias preciosa. Espero las fotos de tu roscón! Feliz 2018 guapa, que tengas un año muy, muy feliz!!!

    • María José dice:

      Muchas gracias María del Pilar. Me alegra mucho que te haya gustado y que la receta esté bien explicada, a veces es muy difícil transmitir por escrito los procesos de elaboración. Te deseo un fantástico 2018, que seas muy, muy feliz. Muchas gracias por seguirme. Un abrazo muy grande.

  1. Carol dice:

    Qué maravilla saber la historia del roscón!! Y esta fantástica receta, que ahora mismo estoy poniendo en práctica :):)

    Gracias y feliz 2019!!

    • María José dice:

      Que bien Carol!! La verdad es que cuando conoces la historia de cualquier cosa es mucho mejor. Me alegra que te haya gustado la historia, la receta y que la estés poniendo en práctica ahora mismo!
      Gracias a ti por seguirme, por el comentario y espero ver tu Roscón! Ya me contarás si salió buenísimo.
      Un abrazo enorme y feliz año nuevo 2019!! Que te traigan muchas cosas SSMM Reyes Magos de Oriente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.