Tarta dos chocolates para el día de la Madre y el origen del Sablée

Esta semana te traigo una receta muy fácil, tarta dos chocolates para el día de la madre. Esta tarta está compuesta por un sablé de cacao y un relleno cremoso de chocolate blanco y te cuento además el origen del Sablée y cómo trabajar este tipo de masa.

ORIGEN DEL SABLÉE

Cuando indago sobre el origen de algo, me encanta imaginarme la historia. Me traslado con la imaginación a la misma época, me cuelo en sus vidas y veo a sus personajes pero ellos a mi no. Es maravilloso, me lo paso pipa. Te invito a hacer lo mismo, así la historia es mucho más divertida.

Francia, año 1.670. La Marquesa de Sévigné habría hecho famosas estas galletas sablée elaboradas por el cocinero y maitre francés François Vatel, aunque su nombre verdadero era Fritz Karl Watel y era de origen Suizo. Vatel también era famoso por inventar la crema de Chantilly cuando trabajaba sirviendo a Luis II, príncipe de Borbón-Condé en el castillo que llevaría el mismo nombre de la crema: Chantilly.

La marquesa, Maríe de Rabutin-Chantal, era escritora y la primera vez que se mencionaron estas galletas arenosas fue en una de las miles de cartas que le escribiría a su hija, cuando ésta se casó y se fue a vivir lejos de ella.

Marie de Rabutin, frecuentaba los Salones de la época y habría probado estas galletas del maitre Vatel en el Salón del Gran Condé (Luis II) en la población francesa de Sablé-sur-Sarthe, situada en la región de los Paises del Loira, allá por el año 1.670.

En estas cartas también relataba como la marquesa de Sablé dió a conocer las “petites sablés de Sablé-sur-Sarthe” llevándolas a la corte del rey a Versalles.

Más tarde, otros historiadores se decantan por darle a los Sablés un origen Normando, dado que los sablés aparecen en un libro de “Viaje por Normandía” del año 1.828 del prefecto Masson de Saint-Amand donde describe el “gateau sablé d’Aleçon” (Aleçon es una ciudad de Normandía, Francia, a 180 km de París); decía el libro de este pastel que se desmigaba como la arena al comerlo y a la gente le encantaba.

En el año 1.870, Émile Maximilien Paul Littré, (Littré para los amigos) que fue un lexicógrafo y filosofo francés, incluyó en el diccionario de lengua francesa que creó, el término sablé donde lo define como un tipo de pastelito de Normandía.

Y en los últimos años del siglo XIX, el sablé estuvo muy de moda en las playas normandas, que eran muy frecuentadas por la alta sociedad parisina y éstos son los que se encargaron de extender la fama del sablé en París.

La vida de la Marquesa de Sévigné da para hacer una peli de esas de pelucas blancas, trajes recargados, conspiraciones entre el Cardenal Richelieu y los 3 mosqueteros mientras que esta mujer pudo vivir su vida como le dio la gana, al perder su marido el 4 de febrero de 1.651 que se batió en duelo con el caballero de Abret a causa de su amante Madam de Godram…

Y mientras uno de los amores de su vida, su hija, se casaba y se iba a vivir lejos de ella, Marie le escribía cartas y cartas… ¿cuántas galletas de sablé se habrá comido la marquesa escribiéndole cartas a su hija?… da para una peli seguro.

¿QUÉ ES EL SABLÉE?

En frances, Sablée, significa arenosa, por tanto, la masa sablée o sablé es una masa de galleta arenosa. La masa básica de este tipo de galletas sablée originariamente estaba compuesta de mantequilla, azúcar y harina de trigo y en ocasiones incorporaban yema de huevo y la podían aromatizar con almendra o ralladura de limón.

Como todo, las masas también evolucionan y se le puede incorporar los frutos secos en polvo: almendra, avellana, nueces, pistacho, todo el fruto seco molido; cacao en polvo…

Esta masa no lleva ningún ingrediente leudante: ni impulsor, ni levadura.

¿CÓMO TRABAJAR ESTA MASA (sablée)?

Para trabajar esta masa básica es muy importante seguir un orden al incorporar los ingredientes y no trabajar mucho la masa, solo lo justo para que los ingredientes se mezclen:

  1. La mantequilla deberá estar a temperatura ambiente para que tenga una textura pomada o cremosa.
  2. Se le añadirá el azúcar glass tamizado junto con el fruto seco molido.
  3. En este paso se añadiría el huevo.
  4. Y por último se añadiría la harina y el cacao en polvo si la masa llevara cacao.

Una vez estén todos los ingredientes mezclados, trabajar este tipo de masa para forrar un molde es un poco complicado porque la masa queda muy blanda y es imposible forrar absolutamente nada, porque se destroza.

La mejor manera de trabajar la masa sablée es con frío. El frío será tu aliado. Así que una vez hecha la masa, la debes filmar con un papel film y dejarla reposar en la nevera al menos 2 horas.

Cuando la masa tenga cierta consistencia, al estar fría podrás trabajarla un poco mejor. Para estirarla con el rodillo, deberás hacerlo entre dos papeles de hornear, esto hará que:

  • Puedas estirarla perfectamente sin que se te enganchen trozos de masa en el rodillo.
  • Que después, con el papel que queda debajo la puedas transportar y darle la vuelta para ponerla encima del molde y forrarlo para hacer la base de la tarta o las tartaletas.
  • Si has tenido que estirar la masa una segunda vez porque se te ha destrozado a la primera y la masa se te ha vuelto a ablandar, puedes meterla estirada de nuevo en la nevera para que coja frío otra vez y así podrás forrar mejor el molde.
  • Una vez forrado el molde, se aconseja meter de nuevo el molde al frío un buen rato, o bien nevera o bien congelador, para que de esta manera la masa entre fría al horno y se deforme lo menos posible o que se te hundan las paredes de la tartaleta. Se bajarán un poco, eso si, pero si las metes frías al horno, no tanto.

Teniendo en cuenta estos consejillos sobre cómo trabajar la masa sablée ya puedes ponerte manos a la obra. Así que vamos por la receta de la Tarta dos chocolates para el día de la madre:

TARTA DOS CHOCOLATES PARA EL DÍA DE LA MADRE

INGREDIENTES PARA LA MASA: (con esta cantidad de masa da para forrar dos moldes de 20 cms)

  • 180 grs MANTEQUILLA
  • 115 grs AZÚCAR GLASS
  • 35 grs ALMENDRA MOLIDA
  • 3 grs SAL
  • 1 cucharadita ESENCIA DE VAINILLA
  • 1 HUEVO
  • 17 grs CACAO EN POLVO
  • 300 grs HARINA DE TRIGO NORMAL

INGREDIENTES PARA IMPERMEABILIZAR LA BASE DE GALLETA UNA VEZ HORNEADA:

  • c/s SUCEDÁNEO DE CHOCOLATE O CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 200 grs NATA
  • 120 grs CHOCOLATE BLANCO POSTRES
  • 200 grs LECHE DE ALMENDRA SIN AZÚCARES AÑADIDOS (Puede sustituirse por cualquier leche vegetal o leche normal)
  • 1 SOBRE DE CUAJADA (de cuajada preparada)
  • c/s COLORANTE ROSA (opcional)

INGREDIENTES PARA DECORAR:

  • SUCEDÁNEO DE CHOCOLATE NEGRO
  • FRESAS (o fruta al gusto: franbuesa, arándanos…)
  • BOLITAS DE COLORES BRILLANTES, COLORANTE EN POLVO ORO…

Los ingredientes para decorar, son al gusto, con lo que tengas más a mano en tu casa.

PROCEDIMIENTO PARA LA MASA (da para cubrir dos moldes de 20 cms de diámetro):

  1. Si tienes amasadora, pon en el bol de la amasadora con el accesorio pala, la mantequilla a temperatura ambiente y dale unas vueltas para que tenga una textura cremosa.
  2. Añade el azúcar glass tamizado, la almendra en polvo, la sal, la esencia de vainilla y bate para que se integren todos los ingredientes, no batir en exceso, solo que se mezclen los ingredientes.
  3. Añade el huevo y bate hasta que esté incorporado.
  4. Por último añade la harina y el cacao en polvo tamizado y bate a velocidad baja y lo justo para que se integre.
  5. Saca la masa del bol y fílmala con un papel film y déjala reposar mínimo 2 horas en la nevera.
  6. Una vez pasado este tiempo, sácala de la nevera, divide la masa en dos y estírala con un rodillo entre dos papeles vegetales de hornear hasta conseguir un grosor de unos 4-6 milímetros.
  7. Retira el papel de arriba, vuélcala del revés (parte de la masa para abajo) y cubre el molde, con las manos dale la forma para forrarlo y con un cuchillo liso, retira el exceso de la masa.
  8. Vuelve a meter un rato el molde en el frío, nevera o congelador, para que coja frío.
  9. Pincha con un cuchillo la base de la masa, haz unos cuantos cortes para que sirvan de chimenea cuando se horneen, porque si no se hincha; de esta manera, con los cortes, sale el vapor y no se hincha la masa.
  10. Para hornear, precalentar el horno a 185ºC, calor arriba y abajo y pon los moldes a media altura del horno, y hornea entre 20-23 minutos, el tiempo dependerá de tu horno.
  11. Una vez cocida, dejar reposar la galleta unos 5 minutos dentro del molde y cuando se haya enfriado un poco desmoldar con cuidado la base de la tarta y dejarla sobre una rejilla para que se acabe de enfriar.
  12. Cuando esté la masa fría, ponerla en un plato plano para que cuando se ponga el relleno la puedas transportar sin problema para poder meterla al frío.
  13. Pinta la base de la tarta con sucedáneo de chocolate o chocolate para impermeabilizarla y cuando pongas el relleno húmedo no te destroce la tarta con la humedad.

PROCEDIMIENTO PARA EL RELLENO DE CHOCOLATE BLANCO:

  1. Disuelve el sobre de cuajada en la leche de almendra (la leche vegetal o la leche normal que hayas escogido para esta elaboración).
  2. Pon un poco de colorante para teñir el relleno en este momento en la mezcla de leche y cuajada.
  3. En un cazo al fuego, pon el chocolate troceado junto con la nata y cuando el chocolate esté deshecho, añade la mezcla de la leche con el sobre de cuajada.
  4. Remover constantemente con unas varillas hasta que arranque el hervor. Una vez arranque el hervor retirar del fuego y echarla rápidamente en el la base del sablée.
  5. Poner a enfriar en la nevera al menos unas 2 o 3 horas.

PARA DECORAR LA TARTA:

Para decorar la tarta, puedes hacer unas líneas con el sucedáneo de chocolate o con chocolate en una manga pastelera o un cornet, con un agujerito pequeño para que queden líneas finas del chocolate. Añade la fruta, las bolitas de azúcar brillante o la decoración que quieras ponerla.

Por útlimo, si quieres y es para hacerla el día de la madre, puedes poner el mensaje que más te guste para dedicársela a tu madre.

Es más rápida de hacer de lo que parece, lo único son los tiempos de reposo de la masa y del enfriado del relleno, pero realmente se hace en un plis plas.

¿Te vas a atrever a hacerla? ¿Qué te pareció la historia del Sablée, te lo imaginaste como yo, con música de laúd air de cour de fondo? Déjame tus comentarios aquí abajo, o si te ha quedado alguna duda, no dudes en contactar conmigo también dejando tu pregunta aquí abajo en comentarios.

Feliz semana, ya estamos viendo la luz a final del tunel de esta pandemia; ahora que habrá que seguir luchando con lo que está arrastrando. Espero que estés y sigas bien. Un abrazo enorme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario de “Tarta dos chocolates para el día de la Madre y el origen del Sablée

Responder a queralt Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.