Muffins de calabaza con Streusel de canela

La calabaza me encanta. Cuando llega la temporada se me ocurren mil elaboraciones con ella, ya sean dulces o saladas; hoy te traigo esta receta de Muffins de calabaza con streusel de canela que hace mucho tiempo tenía en mente, pero antes déjame que te cuente algunas cosas sobre la calabaza y qué es exactamente el streusel.

Por su sabor dulzón, la calabaza es ideal para elaborar postres o pasteles. Está compuesta por un 92% de agua y además tiene muy pocas calorías así como pocos hidratos de carbono.

Los beneficios y propiedades de la calabaza serían:

  • Antioxidante:
    • Gracias a la combinación de vitaminas y minerales que tiene, hacen de la calabaza un antioxidante muy potente. Contiene calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, sodio, potasio, Vitamina B2 (Rivoflavina) y Vitamina B6 (Piridoxina), Vitamina C y ácido fólico.
  • Refuerza las defensas:
    • Previene de gripes, resfriados y mantiene el sistema inmunitario en buena forma.
  • Es buena  para el aparato digestivo:
    • La calabaza es un alimento suave para el aparato digestivo y se recomienda para combatir el estreñimiento, la úlcera gastroduodenal y la gastritis.
  • Se ocupa de cuidar el sistema cardiovascular:
    • Mantiene el nivel de colesterol adecuado, la hipertensión arterial y previene la angina de pecho.
  • Cuida también del aparato urinario y los riñones.
  • Beneficia también la salud ocular:
    • Su composición ayuda a prevenir las cataratas, la fotofobia y la ceguera nocturna.

¿Qué es el Streusel (o Streuzel)?

La palabra alemana Streusel proviene del verbo Streusen, que significa esparcir, aunque también podría traducirse como espolvorear, desmigajar, esparcir o derramar.

En definitiva, el Streusel, es una cobertura granulosa y crujiente elaborada de base con mantequilla, harina y azúcar (puede ser azúcar blanco o moreno) al que se le pueden añadir otros ingredientes o esencias para saborizarlo.

Para darle sabor al Streusel se emplean especias: canela, vainilla, cardamomo, jenjibre…

Frutos secos en versión harina: harina de almendra, de avellana, de nueces o coco rallado…además, las harinas de frutos secos, le darán al streusel aún más crujiente al ser horneado.

También se puede mezclar con otros ingredientes: cacao en polvo, te matcha, polvos de frutas liofilizadas: fruta de la pasión, frambuesa, fresa…

O también se puede incorporar a la base de mantequilla, harina y azúcar esencias concentradas de las que existen en el mercado: naranja, limón, café, fresa, frambuesa…es infinito, ya que hoy en día se hacen esencias de las cosas más extrañas que podrías imaginarte.

En pastelería y repostería el Streusel se utiliza para dar textura y sabor a elaboraciones como magdalenas, muffins, pasteles, tartaletas, tartas tipo «pies», panes o cocas, postres en vaso…

¿Cómo se elabora?

El streusel es muy fácil de elaborar, se trata de mezclar (y no mucho) mantequilla cortada en cuadraditos muy fría, con la harina y el azúcar y después el ingrediente con el que quieras saborizarlo. Puedes mezclarlo con una amasadora con el accesorio pala o simplemente con las manos, teniendo cuidado de no calentar mucho la mantequilla al amasarlo con las manos. Tiene que quedar una masa quebradiza o como si fueran migas.

También puedes hacer un churro (cilindro) con la masa ayudándote con un papel de hornear y una espátula o simplemente haciendo el churrito y lo puedes congelar perfectamente para luego rallarlo con un rallador o guardarlo con su textura arenosa en una bolsa de plástico o tupper y tenerlo siempre a mano para incorporarlo a tus elaboraciones.

Si escoges la opción de hacer el churrito con la masa y luego rallarlo, cuando lo tengas rallado lo puedes poner en un colador y mover el colador de manera circular para que el streusel vaya dando vueltas dentro del colador, al cabo de un momento tendrás unas bolitas maravillosas de streusel para incorporar en tus masas o postres.

  • Si pones el streusel encima de una masa batida o coca y va al horno ya se cuece solo con la elaboración.
  • Si por el contrario, solo quieres el streusel para incorporarlo a un postre en vaso o añadírtelo al yogur, tendrás que hornearlo. Para hornearlo, ponlo esparcido en una bandeja de horno y hornéalo a 180ºC poniendo la bandeja del horno a media altura y el tiempo dependerá de tu horno, unos 5-6 minutos o quizá más o menos, siempre este paso depende de tu horno.

Y ahora que has visto lo versátil y fácil de hacer que es el streusel, ¿estás pensando ya en que elaboración lo vas a incorporar?

Los Muffins de Calabaza con Streusel de canela que te traigo hoy son también muy fáciles de hacer. No son muy dulces, porque la calabaza ya es dulce de por sí y por que si incorporamos mucho azúcar a la elaboración, con mucho azúcar añadido, lo que hacemos es enmascarar los sabores; la calabaza aporta una humedad y textura que los hace irresistibles y por último el streusel les da un toque crujiente, dulce y con un saborcito a canela que te mueres.

Así que guárdatela y no dejes escapar esta receta.

MUFFINS DE CALABAZA CON STREUSSEL DE CANELA

INGREDIENTES PARA LA MASA DEL MUFFIN:

  • 450 grs HARINA DE TRIGO NORMAL
  • 20 grs IMPULSOR
  • 150 grs AZÚCAR MORENO
  • 3 HUEVOS
  • 500 grs LECHE (Se puede sustituir por cualquier leche vegetal)
  • 120 grs MANTEQUILLA a temperatura ambiente textura pomada
  • 300-350 grs PURÉ DE CALABAZA (ASADA AL HORNO o HERVIDA)

NOTA: Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para que la masa no se corte por choque térmico de temperaturas entre los ingredientes.

La mantequilla deberá estar a temperatura ambiente también, puedes sacarla de la nevera de un día para otro.

INGREDIENTES PARA EL STREUSEL DE CANELA:

  • 125 grs HARINA DE TRIGO NORMAL
  • 110 grs AZÚCAR MORENO
  • 115 grs MANTEQUILLA SIN SAL (MUY FRÍA)
  • 1 cucharadita (tamaño café) CANELA MOLIDA

PROCEDIMIENTO PARA LA MASA DEL MUFFIN:

Si tienes amasadora:

  1. Pon en el bol de la amasadora con el accesorio pala la mantequilla y bate hasta que tenga una textura cremosa.
  2. Añade los huevos uno a uno y mezcla ligeramente hasta que estén integrados.
  3. Añade el azúcar y mezcla hasta integrar.
  4. Alhora añade la harina con el impulsor tamizados y bate hasta que se integren.
  5. Agrega la leche y bate un poco hasta que esté incorporada y la masa esté homogénea.
  6. Por último, añade el puré de calabaza y mueve hasta que esté integrada.
  7. Quedará una masa un poco líquida, así que para rellenar las cápsulas, puse la masa en el baso de la batidora, puedes ponerlo ahí también o puedes utilizar una jarra.
  8. Rellena las cápsulas de papel hasta que quede solo un dedo para acabar de llegar la masa hasta el filo de la cápsula.
  9. Una vez llenas todas las cápsulas, esparce el streusel encima de la masa, puedes poner la cantidad que quieras, pero te recomiendo no cubrir toda la superficie por completo.
  10. Hornea los muffins: Horno 180ºC, calor arriba y abajo sin aire, bandeja a media altura dentro del horno y el tiempo, yo los tuve unos 25 minutos, pero dependerá de tu horno; para saber si están listos, pínchalos con un palillo y si sale seco es que ya están.
  11. Una vez horneados, déjalos dentro del molde específico de hornear las magadalenas, unos 5 minutos y luego traspásalos a una rejilla para que se acaben de enfriar.

Si no tienes amasadora:

  1. Pon todos los ingredientes en un bol y mézclalos todos juntos con unas varillas manuales, sin batir y después hornéalos como te explico en el procedimiento arriba.

PROCEDIMIENTO PARA EL STREUSEL DE CANELA:

  1. Tamiza la harina junto con la canela.
  2. En un bol pon la mantequilla muy fría cortada a dados pequeños, el azúcar y la harina con la canela tamizada.
  3. Amasa todo con las manos, pero con cuidado que la mantequilla no se caliente demasiado y se funda.
  4. Tiene que quedar como una textura arenosa y como si fuesen migas.
  5. Una vez esté amasado tienes dos opciones: cocerlo así directamente extendiéndolo en una bandeja de horno o hacer las bolitas, haciendo el barrote o churrito, rallándolo y luego con un colador hacer las bolitas de streusel.
  6. Para hornear el streusel, estiende las migas de streusel en una bandeja de horno. Temperatura horno 180ºC, calor arriba y abajo sin aire, poner la bandeja a media altura dentro del horno y hornear empezando por unos 6 minutos, más o menos, deberás ir comprobando la cocción ya que cada horno es un mundo y nadie mejor que tú conoces al tuyo.

El streusel se puede congelar tanto en crudo como ya cocido, lo único que si lo congelas horneado, cuando lo saques te quedará un poco húmedo por la condensación al sacarlo del congelador, pero si le das 2 minutos de horno lo tendrás de nuevo crujiente.

Para hacer el churrito o barrote con la masa del streusel te dejo este paso a paso con fotos; con este método y pasándolas por el colador metálico haciendo movimientos circulares tendrás el streusel en forma de bolitas.

Para conservarlos, puedes ponerlos en una lata y aguantan un motón de días frescos, ya que la masa esta muy húmeda debido a la hidratación que le aporta la calabaza.

Y hasta aquí la receta de hoy, cualquier duda, ya sabes, déjamela aquí abajo en comentarios y te contestaré lo más rápido posible.

Si te chifla la calabaza y quieres atreverte con un pan de calabaza, te dejo esta receta de pan de calabaza que hice hace tiempo, tienes un vídeo también en el canal de youtube; aprovecho para decirte que si todavía no te has suscrito a mi canal, te espero con los brazos abiertos.

Feliz semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *